26 noviembre 2006

Divide y vencerás ( o no )

El canguro Kan era un tipo arrogante, estúpido y engreído. Su fortaleza física y su capacidad para saltar, era indirectamente proporcional a su escasa inteligencia. Pero sí, era verdad, Kan siempre ganaba todas las carreras, incluso a la veloz liebre Lib. Kan podía dar saltos de hasta metros sin despeinarse, cualidad que le hacía ganar a cualquier rival que se le presentara.

Un buen día, tras ganar un carrera y en plena fase de humillación a su hundido rival, se le acercó una anciana Tortuga llamada Togu:

-
Oye Kan, tú que a todos puedes. ¿ Te retarías conmigo ?
-
Ja ja ja .- Exclamó Kan. - Si ni siquiera puedes recorrer 10 metros. Eres un viejo, y encima una tortuga. Será mejor que vuelvas a tu casita del río a dormir, viejo.
- Es cierto Kan, no puedo recorrer 10 metros, pero 8 sí. Te reto a una carrera de 8 metros. ¡Ahora! - Exclamó Togu.

Kan empezó a reirse a carcajadas.

- Te has vuelto loco viejo. De acuerdo, te dejaré ventaja. Empieza a andar y dentro de 15 minutos empezaré yo la carrera.
- No quiero ventaja Kan - Dijo Togu. La única condición que pondré será que aceptes las reglas del juego.
- ¿ Qué reglas viejo demente ?
- En cada salto que des, recorrerás las mitad de distancia que te quede por recorrer. Y cómo sé que no sabes dividir, Tin, el rival que acabas de humillar te irá diciendo en cada momento el tamaño de tu siguiente salto, sin que se acepten redondeos. Como nuestro mundo es el mundo Exactitud, es posible. La longitud de tus saltos será exactamente la que diga Tin, ni más ni menos.
- De acuerdo viejo, ¿ seguro que no quieres ventaja ?
- No Kan, empecemos la carrera.

La carrera empezó, y el viejo Togu empezó a mover levemente sus viejas patas. El primer salto de Kan fue de 4 metros exactos, y ya sólo le faltaban 4 para llegar a la meta. Tin indicó la longitud del segundo salto,que esta vez era de 2 metros. Después 1 metro, después 0.5 metros, 0.25, 0.125, 0.0625, 0.03125, 0.015625, 0.0078125, 0.00390625, 0.001953125 ...

Togu recorrió los 8 metros en 20.4569852123654 minutos, y Kan, continuó dando saltos inapreciables junto a la meta, y nunca, nunca jamás llegó a cruzarla. El mundo Exactitud y su escasa inteligencia le jugaron una mala pasada ...


La explicación a todo ésto es que Togu era programador, y sabía que con la técnica de Divide y Vencerás ( DYV ) no siempre se vence ... Nunca nadie pulsó Control-C para abortar el bucle de Kan. Tin, que era la Unidad Central de Proceso del mundo Exactitud murió de calor, cuando inexplicablemente, el viento de Exactitud dejó de soplar.

Soul

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

eres un jefe tio

20/6/07 15:54  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< JataHome